P-42 Presentación: Póster

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
El angiomixoma profundo en el diagnóstico diferencial de tumores paratesticulares
Avilleira García, L.; Herrero López, L.; Becerra Piñero, R.; Bermúdez Villaverde, R.; Ortega de la Obra, P.; Muñoz Delgado, M.B.; Sanz Sacristán, F.J.
Hospital General de Segovia

Introducción:

Los tumores de origen paratesticular constituyen el 2% de los tumores intraescrotales. Son un grupo heterogéneo de tumores, tanto de carácter benigno como maligno. En este grupo, encontramos el angiomixoma profundo  ‘agresivo’  (AAM). Se trata de un tumor paratesticular de origen mesenquimal, infrecuente y muy particular, con histología benigna pero localmente agresivo.  El AAM afecta principalmente a la región pélvica y perineal de mujeres en edad fértil. En el caso del varón sólo hay descritos  en torno a 50 casos en la literatura, de los cuales, únicamente 5 presentan afectación paratesticular. Todos ellos han sido tratados mediante orquiectomía, ya que a pesar de ser un tumor de crecimiento lento puede estar muy adherido al testículo.

Material y métodos:

Se realiza una búsqueda bibliográfica e informática, mediante el programa PAT-WIN (versión v.4.10.5.2), de los AAM diagnosticados en varones en el Hospital General de Segovia, entre los años 1999-2021.

Resultados:

Sólo hay un caso diagnosticado de AAM. Se trata de un varón de 56 años, derivado por masa pétrea en epidídimo derecho  de meses de evolución. En la ecografía, se objetiva lesión nodular heterogénea  de 2 cm en cabeza de epidídimo. Se realiza epididimectomía derecha ya que la sospecha inicial es de absceso evolucionado. Microscópicamente, se trata de una tumoración mesenquimal  con celularidad escasa, intensamente positivas para CD34, actina, desmina y receptor de estrógenos; y negativas para S100, todo ello compatible con AAM. Se reevalúa a los 3 y 12 meses de la intervención, permaneciendo el paciente asintomático y sin objetivarse recidiva tumoral en ecografía.

Conclusiones:

El angiomixoma profundo es una tumoración benigna muy infrecuente, de crecimiento lento pero localmente agresiva. En el caso del varón, es una patología muy rara, más aún si su origen es paratesticular.  El diagnóstico definitivo se basa en técnicas de inmunohistoquímica en el estudio anatomopatológico. El tratamiento de elección es la exéresis quirúrgica con márgenes libres, ya que es un tumor con alta tasa de recidiva (70%). La epididimectomía puede ser una opción quirúrgica en el AAM de epidídimo, con el objetivo de ser menos agresivos, siempre teniendo en cuenta que el objetivo principal para lograr la curación son márgenes quirúrgicos libres de tumor.